Blog


4 deliciosas maneras de comer kiwi

06/03/2018 06/03/2018
¿De cuántas formas diferentes has comido el kiwi? ¿Pelado? ¿En rodajas? ¿Con cucharilla? Lo cierto es que los kiwis Zespri son una de las frutas más versátiles.

 

¿De cuántas formas diferentes has comido el kiwi? ¿Pelado? ¿En rodajas? ¿Con cucharilla? ¿Lo has aplastado o triturado? Lo cierto es que los kiwis Zespri son una de las frutas más versátiles. Además de ser deliciosos si se comen tal cual, también son un gran acompañante para desayunos, comidas o cenas, y también se pueden tomar como snack saludable. A continuación te mostramos cuatro de nuestras maneras favoritas de comer kiwi:

 

1. Cómo comer los kiwis tal y como la naturaleza nos los da

How_to_eat_kiwifruit_as_nature_intended

 

Cuando abrimos un kiwi Zespri Green, nos sentimos inmediatamente conectados con la naturaleza. Su color, su textura, su olor… resultan refrescantes y sabrosos al mismo tiempo. A algunas personas les gusta partirlos por la mitad y extraer la pulpa. Otros prefieren tomarse su tiempo cortándolos en rodajas o en dados para asegurarse de que el sabor dura lo máximo posible.

 

2. Cómo comer los kiwis sobre la marcha

How_to_eat_kiwifruit_on_the_go

Hoy en día, puede resultarnos complicado llevar un estilo de vida saludable. El trabajo, la familia, los amigos… Siempre tenemos algo que hacer o algún lugar al que ir. No obstante, si llevas un par de kiwis en el bolsillo, nunca te pillarán con la guardia baja. Los puedes tomar enteros, o pelados si lo prefieres; ambas son una buena forma de matar el gusanillo.

 

3. Cómo comer los kiwis con el almuerzo a o la cena

How_to_eat_kiwifruit_for_lunch_or_dinner

 

Los kiwis Zespri no son solo para el desayuno. Es posible que tengas la costumbre de tomar fruta por las mañanas, pero ¿por qué no utilizarla para cocinar? La textura suave y el delicioso sabor del kiwi lo convierten en el ingrediente perfecto para casi cualquier plato.

 

4. Cómo comer los kiwis por puro placer

Kiwifruit,-syrup-and-toasted-almond-pancakes

 

Hay momentos en la vida en los que todos nos merecemos darnos un capricho. Después de un duro día de trabajo o de un fin de semana frenético con los niños, necesitamos dedicarnos algo de tiempo a nosotros mismos. Así que, cuando te sientas así, ¿por qué no tomarte un kiwi por puro placer? Prueba a combinarlo con sirope y almendras para preparar unas tortitas deliciosas y reconfortantes.



Artículos relacionados