recetas

Entrantes

Dip de aguacate y kiwi Zespri Green con focaccia

La vuelta al cole significa retomar los hábitos de vida saludables que hemos dejado aparcados durante las vacaciones. Es por ello que recomendamos este dip de aguacate y kiwi Zespri con focaccia que hará las delicias de toda la familia. A los niños les encantará preparar esta receta divertida y nutritiva, y la devorarán tanto en casa como en el cole. Misión cumplida.

 

Receta rica en fibra y con un alto contenido en vitamina C. Buena fuente de potasio y una fuente natural de folato.

Raciones 4
Cocinado en 50 min.
Dificultad
Receta apropiada para
Vegetariano
Vegano
Intolerante a la lactosa
Valor nutricional por ración
Calorías443.6322%
Grasa15.4g22%
Saturadas2.63g13%
Proteína9.4g19%
H.carbono65.17g21%
Azúcar9.73g11%
Fibra6.27g21%
Folato74.59μg19%
Potasio607.54mg22%
Vitamina C56.6mg75%
Referencia nutricional por adulto
Ingredientes Método

Ingredientes

  • 2 aguacates maduros
  • 2 kiwis Zespri Green
  • 1 tomate en rama
  • 1/4 de cebolla
  • zumo de una lima
  • 1 ramita de cilantro
  • 1 chile Serrano o una pizca de pimentón picante
  • Sal

 

Para la focaccia:

  • 300 g de harina
  • 1 sobre de levadura de repostería
  • 100 ml de agua caliente
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharilla de sal
  • 1 cucharilla de azúcar

Método

  1. Pela y corta el kiwi Zespri en dados. Pica la cebolla y el tomate en trozos pequeños. Pica el cilantro y el chile.
  2. Corta los aguacates por la mitad. Retira el hueso y reserva. Con una cuchara sopera, retira la pulpa del aguacate y colócala en un bol. Aplasta el aguacate con un tenedor hasta tener una pasta gruesa. Condimenta con sal, añade el zumo de la lima y mezcla bien.
  3. Añade la cebolla, el tomate, medio kiwi, el cilantro y parte del chile. Comprueba la condimentación y corrígela si fuera necesario. Mezcla bien y vuelve a colocar el hueso del aguacate en el aguacate para que no se oxide. Cúbrelo con film transparente y guárdalo en la nevera hasta el momento de servirlo.
  4. Para la masa: utiliza un procesador de alimentos o tus manos para mezclar la levadura y el agua caliente, y deja reposar durante 5 minutos. Añade la harina, la sal, el azúcar y el aceite, y mezcla hasta obtener una masa homogénea. Amasa durante 5 minutos y, a continuación, deja reposar durante 1 hora bajo un trapo de cocina.
  5. Extiende la masa en forma rectangular sobre una superficie cubierta de harina. Colócala una bandeja de horno con papel de hornear y déjala reposar durante 30 minutos más.
  6. Espolvorea un poco de sal y mete la masa al horno precalentado a 220 oC durante 15-18 minutos. Vierte un chorrito de aceite por encima y córtala en tiras.

Consejo: también se puede servir la mezcla con nachos, picos de pan o cualquier tipo de pan.

Artículos relacionados