recetas

Platos principales

Arroz tunecino con kiwi Zespri SunGold

Raciones 4
Cocinado en 50 min min.
Dificultad
Ingredientes Método

Ingredientes

  • 2 zancarrones de cordero lechal abiertos por la mitad a lo largo
  • 260 g de arroz de grano largo
  • 3 kiwis Zespri SunGold
  • 60 g de anacardos tostados
  • 60 g de uvas pasas
  • 1 cebolla grande
  • 1 palo de canela
  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo
  • ½ cucharadita de cominos molidos
  • 1 cucharada de hojas de cilantro fresco
  • Sal
  • Pimienta
  • Hierbabuena fresca
  • Aceite de oliva virgen extra

Método

  1. Pelar la cebolla y cortar en cuartos. Dentro de una olla exprés, dorar a fuego fuerte los zancarrones bien salpimentados junto con la cebolla y un par de cucharadas de aceite de oliva. Una vez dorados, bajar el fuego y añadir el palo de canela, la cúrcuma, el cilantro y los cominos. Cubrir con agua, salpimentar de nuevo generosamente y tapar. Cocer a presión durante 25 minutos a fuego bajo, una vez que rompa a hervir. Dejar templar sin forzar la olla.
  2. Retirar la carne de cordero, colar el caldo resultante y corregir el punto de sal. Reservar el doble de dicho caldo con respecto a las medidas de arroz que correspondan a la cantidad pesada. Poner a calentar a fuego medio en una amplia cazuela.
  3. Lavar el arroz con agua fría, escurrir e incorporar a la cazuela de caldo una vez rompa éste a hervir. Cocer a fuego bajo durante 10 minutos, apagar y dejar reposar.
  4. Mientras tanto, en una sartén amplia, añadir los kiwis Zespri SunGold pelados y troceados, las uvas pasas y los anacardos junto a una cucharada generosa de aceite de oliva. Subir el fuego a máxima potencia y añadir una cucharada sopera de hojas de hierbabuena junto con el arroz. Saltear continuamente hasta que todos los ingredientes queden homogéneamente mezclados y corregir el punto de sal.
  5. Servir el arroz junto al cordero.

Notas:

Se pueden cambiar los frutos secos por otros, como avellanas o almendras, al igual que las uvas pasas por orejones. El sabor dulce de la fruta junto con el cordero y el aroma a canela no te dejará indiferente.

Si no dispones de zancarrones, obtén cualquier otra parte del cordero y trabájala a gusto, añádela al arroz en el momento que desees una vez cocinada.